Las otras veces

Las otras veces habían sido mejores, pero yo no había tomado cuenta de ello. Sólo ahora, que estas veces tan nuevas me arrebatan la paciencia y a ratos me indignan, me doy cuenta de lo mucho que valían las otras veces, aquellas otras veces de todo a las que ya no puedo volver, esas otras veces que hacen que estas veces sean sus copias pretensiosas y absurdas y nada más.

Me siento, de algún modo, contenta de que las otras veces me hayan enseñado lo necesario para apreciarlas aun desde este lado de esa puerta que no puedo abrir y que lleva al momento en que esas otras veces eran “estas veces” porque ellas, las otras veces, también tuvieron un presente carente de los afectos que derivan del arraigo.

Temo, sin embargo, que esta nueva conciencia de lo caduco me lleve a ser como esas personas que guardan mierda. Me asusta imaginarme al cabo de unos años atorada entre empolvadas revistas que no volveré a leer más nunca, que quizás ni siquiera leí en su tiempo. Me asusta estar comprando cosas de piel que los vendedores me entregan con ese fatídico brillo de conformismo en los ojos, ése que va con la frase “dura años”, como si mi plan más perfecto fuese no volver a tener jamás el dinero para comprarme un bolso o unos zapatos.

Temo que mi desprendimiento por estas veces, las de ahora, me haga indiferente a lo que tengo a mi alrededor y me condene a la plenitud de verme comiendo, durmiendo o follando años atrás, sin atreverme a repetir con ahínco alguna o todas de esas cosas por condenarlas a priori a la insignificancia.

Temo que valorar en exceso a las otras veces me vuelva indiferente con respecto al futuro. Con las otras veces en el terreno de lo seguro, de lo que nadie me puede quitar porque ya forma parte de las intocables arcas de mi pasado, lo mínimo que podría querer en mi completa cordura sería arriesgarme a vivir con reservas hacia el pronóstico de lo repetitivo. Las otras veces y yo somos inseparables e indestructibles.

El mañana, que se joda.

Anuncios

Acerca de Janet Marilyn

BLOG PERSONAL. De vez en cuando tengo algo que decir y, si lo digo en mis perfiles, es estrictamente personal y no representa la postura de las empresas para las cuales trabajo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s