Mis letras futuras

Anoche, luego de ver Crazy Heart y quedar seducidos por el maravilloso soundtrack de la peli, el hombre de mi vida me pidió, como muchas otras veces, casi en broma, casi en serio, que escriba canciones para él cantarlas.

La petición me resultó tanto tierna como abrumadora. Imaginarlo como Bad Blake (Jeff Bridges), salvando las borracheras y el carácter mujeriego, es más que fácil: aunque mi compañero afirme que llegará a la edad de Bridges sin cabello, no tiene más remedio que sonrojarse y asentir cuando le insisto en que comparten una deliciosa barba, frondosa y ondulada, que le garantiza la similitud con el mayorcito hollywoodense.

Lo que él ignora (o habrá ignorado hasta el momento en que lea este post y muy posiblemente se guarde los comentarios con esa discreción felina tan suya) es que muchas canciones ya existen y me da pena mostrárselas a alguien. Lo que él sabe (y seguro reafirmará si es que lee esto) es que, de mostrarsélas a alguien, él sería esa persona.

Escondo las canciones que hago porque tengo la convicción de que mi destino tiene mucho que ver con ellas y con el hecho mismo de hacer lírica y, en consecuencia, las vuelvo un bolo que me alimenta la prudencia: Si podré hacerlo mejor en el futuro, ¿para qué apresurarme mostrando algo poco o nada bueno ahora?

Lo cierto es que siento pasión y miedo ante cada magnífica cosa que escucho: pasión, porque me inspira pensar que los caracteres están allí, yo los conozco y los uso y en un día bastante más afortunado que el promedio podré combinarlos de modo casi prodigioso hasta tocarle el alma a quien escuche; miedo, porque temo que todo lo bueno ya esté hecho o que ese don, ese influjo que lleva un simple código al estadío de lo sublime, no me pertenezca.

Hoy, sin embargo, la resaca cinematógrafica me ha hecho escuchar una decena de veces el disco de la película y aquello de “It´s funny how fallin´feels like flyin´ for a little while” me resulta más que un guiño para atreverme a escribir y mostrar algo.

No estoy segura de cuándo me atreveré a compartir una canción con mi compañero, pero sé desde ya que tengo un compromiso con él y con mi loco corazón: darle vida todos los días a mis letras futuras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biografía desautorizada. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mis letras futuras

  1. María Gabriela De Palma dijo:

    Muy bello hijita querida, soy fan incondicional de tus escritos. Ya deseo tener el talento como tú y de paso, con ese amor tan bonito y con tanta certeza. Me encanta ver a la gente inspirada y enamorada. Te quiero, felicidades…

  2. Pingback: “Hoooolaaaaa, enfermeeeero” |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s